Metales Preciosos > Oro

 El Oro, noble metal  

Oro, noble metal (I)

Su bello colorido amarillo, radiante y de brillo seductor, aunado a un conjunto de remarcables atributos, durabilidad, rareza y sus notables propiedades físicas, no igualadas por ningún otro metal, así como el valor místico y económico conferido a él por el hombre, le han hecho el metal más preciado de todos los tiempos y distintas sociedades, hasta nuestra compleja y tecnológica sociedad de hoy.

Pepitas de Oro

Forjador de sueños, en pos de él se han realizado asombrosas hazañas: conquistas de reinos e imperios, descubrimiento de nuevos territorios y evolución del mundo de la industria y de la ciencia.

El oro pertenece al sistema cúbico, su peso específico es 19,3. Es buen conductor de calor y electricidad. No lo ataca ningún ácido corriente, solo se disuelve en agua regia, mezcla de ácido nítrico y clorhídrico concentrados. No se oxida ni se sulfata. Es blando, dúctil y maleable, solo reacciona con el cloro formando cloruro de oro, y con el mercurio formando amalgama, el cual lo vuelve blanco y quebradizo.

Al ser tan dúctil y maleable permite hacer hilos tan finos que sirven para bordar telas y brocados, o hacer hojas tan finas que prácticamente son translúcidos a una luz fuerte, el llamado “pan de oro” (0,006 mm), el cual se usa para dorar cuero; madera; estuco y otros.

Es el metal más idóneo para fabricar las más hermosas joyas realzando la magia fascinante de las piedras preciosas, los dos: oro y gemas, alianza imperdurable en el tiempo para deleite de la humanidad.

Aura Godoy – Muzo Gemólogos

Para mayor información consulte el libro El Maravilloso Mundo de Las Piedras Preciosas en sus dos tomos

Clic para regresar.

Regresar