Piedras Preciosas > Aguamarina

 Aguamarina y otros fascinantes Berilos  

Aguamarina
 
Tiene  el color de un cielo apacible o el colorido de nuestros mares tropicales, cálidos  y poco profundos, es de brillo terso y cristales nítido; todo esto le imprime una belleza reposada con la cual ha cautivado al hombre desde épocas remotas, después de la esmeralda es la variedad más preciada de esta especie. Le consideran el talismán de los matrimonios felices y también le han asignado ciertos dones terapéuticos.
 
Se identifica a través de sus propiedades físicas y ópticas, las gemas en apariencia más similares son: el topacio azul y la espinela sintética. El topacio azul adolece del brillo aterciopelado y  sedoso   del  aguamarina, tiene un peso específico muy superior.
 
Aguamarina Ovalo
La espinela azul sintética se le separa inmediatamente,  a través del efecto de fluorescencia, emisión de luz, cuando se incide sobre el material rayos ultravioleta, la espinela sintética emitirá una luz de color azul tiza, mientras el aguamarina se mantendrá inerte. 
 
Es un silicato de aluminio y berilio, como todas las otras variedades de esta especie, cristaliza en el  sistema hexagonal, su dureza es de 7,5 a 8 en la escala de Mohs.
 
Es el oxido de hierro quien produce el apacible y sin igual colorido del aguamarina, varía desde el azul medio o azul claro verdoso. El tono también varía desde los muy claros hasta los tintes de marcado color. 
 
Las inclusiones más características, cuando las tiene, suelen ser: cavidades primarias formadas durante su crecimiento, con forma de tubos delgados y alargados, inclusiones bifásicas de agua y gas o sólidas de cuarzo y apatito.
La talla más empleada es el estilo esmeralda, por ser una gema con dicroísmo, presenta dos colores, verde y azul, el tallista trata de relegar el tinte verdoso para el pabellón y destacar el azul en la corona. Con las gemas poco transparentes, se emplea el estilo cabuchón.
 

Aguamarina

 
Evaluación:
Como todas las piedras preciosas, su valor lo determina la calidad, las 3PC -  Pureza (presencia o ausencia de inclusiones) Proporciones de talla,  indica la calidad de talla. Color (tono y saturación). El aguamarina es una gema poco abundante – rara, eso indica precios elevados, cuando son  cristales de buena u optima calidad, y de tamaños superiores a 1Ct. 
Tratamiento para modificar el color:
Eliminan  el tinte verdoso e intensifican el color azul, no todas las gemas responden al tratamiento, más cuando así ocurre incrementan su valor.
 
Yacimientos:
Los mayores depósitos se encuentran en Minas Gerais ( Brasil), Madagascar, Mozambique, Nigeria, Zambia, Namibia.
Aguamarinas Célebres:
Por lo general carecen de nombre propio, no obstante también han asombrado al mundo por su  tamaño y belleza, se puede mencionar: el cristal Marta Rocha, el cual hace alusión  al color de los ojos de Marta Rocha, Miss Brasil, en el año1954, fue hallado en esta fecha y peso  34 kilos, las gemas talladas de este cristal,  se encuentran en el Museo Hans Stern, en  Rio de Janeiro, Brasil ( * ) Otra aguamarina sin igual, es también proveniente de Minas Gerais, Brasil, tiene talla estilo cabuchón y efecto ojo de gato, pesa 145 Cts. 
Otro ejemplar fastuoso procedente de Minas Gerais, Brasil,  pesó 5.875 grs. y fue adquirido por J.P. Morgan, es propiedad del Museo de Historia Natural de Nueva York      (* *)
(*)  Libro  Secrets of the gems trade by Richard W. Wise
( **) Libro Brasil Paraíso De Las Piedras Preciosas- de Jules Roger Sauer
 
Otros hermosos Berilos:
El berilo cuando se muestra sin trazas de otros minerales es incoloro, abundante y poco atractivo, requiere de la pincelada mágica de los oxidos metalicos  para deslumbrar al hombre con todo su abanico de preciosos colores: el fuego verde de la subyugante esmeralda, el colorido de nuestros mares o apacible cielo del aguamarina, el tenue y candoroso rosado de la morganita y también el terso, incoloro y brillante berilo denominado goshenita.
 
Es un silicato de aluminio y berilio, cristaliza en el sistema hexagonal, su dureza en la escala de Mohs es de 7,5 a 8.
 
La palabra se origino del antiguo  griego  “berilos”, se daba este nombre a todo mineral verde, posteriormente se usó exclusivamente para todos los berilos.
 
Ha acompañado al hombre desde épocas remotas, se le cita en las sagradas escrituras y en libros antiguos; en la edad media se les uso como  “espejos mágicos”  para predecir el futuro.  También las custodias y relicarios exhibían vidrieras de berilos, para resaltar con su brillo hostias y reliquias, se le considero como un protector de la inocencia, paz y armonía de los cónyuges.
Los óxidos metálicos que tiñen de colores al berilo son: 
Cromo, hierro y vanadio produce el fascinante fuego verde  de la esmeralda; el oxido de hierro nos da el sin igual azul del aguamarina. El manganeso nos deleita con el candoroso rosado de la morganita y el berilo rojo. El hierro también produce el berilo dorado o heliodoro. 
 
Además de las variedades  transparentes ya descritas, existen las variedades con efectos ópticos, se les talla en el estilo cabuchón para poder apreciarlos.
Ellos son:  El berilo “ojo de gato”,  muestra un haz de luz perpendicular, el cual se mueve de lado a lado, cuando se gira la gema, este efecto ocurre en algunas aguamarinas y morganitas.
El berilo normalmente se forma en rocas pegmatitas, el material precioso se encuentra en cavidades dentro de las pegmatitas o en esquistos micáceos, en calizas bituminosas, como es el caso de las esmeraldas colombianas de Muzo, Cosques y Chivor. 
 
Yacimientos:
Los de morganita, se encuentran en Minas Gerais, Brasil al igual el Heliodoro. Los de goshenita, se localizan en Estado Unidos y en los Urales.     
La identificación de los berilos se hace a través de sus propiedades físicas y ópticas y también mediante la observación de las inclusiones.
 
 
Clic para regresar.

Regresar