Piedras Preciosas > Zafiros

 El Zafiro  

La serenidad de su color azul de ultramar, combinado con un brillo aterciopelado sedoso, le comunican al zafiro una belleza tranquila y apacible. Atributos que  aunados a otras propiedades, logran que se ubique entre las cuatro piedras preciosas más codiciadas por el hombre. 
 
El ZafiroPertenece a la familia de los corindones y aunque su valor nunca llega a equipararse al precio de su hermano el rubí, gemas de óptima calidad y en tamaños superiores a los cuatro quilates, pueden alcanzar un cuantioso valor.
 
La palabra es de origen indeterminado, en latín es “Saphirus” y en griego “Saphiros”.
 
En la antigüedad se le daba el nombre de zafiro al lapislázuli y a muchos otros minerales de color azul y de poca transparencia. Una leyenda persa imaginaba a la tierra reposando sobre un zafiro gigantesco y sus reflejos eran los que conferían el color azul al cielo.
 
Muchos fueron los poderes atribuidos por el hombre de antaño al zafiro. Protegía a reyes y señores de la envidia y otros males. En la Edad Media, se le consideraba como un paliativo contra la lujuria,  atributo tal vez, por el cual el Papa Inocencio III, designó esta gema para el uso en el anillo pastoral de los obispos. Asimismo,  se le atribuía grandes dones terapéuticos, se le usaba para remover impurezas de los ojos, éste era el uso dado por Carlos V a un hermoso zafiro ovalado de su propiedad.
 
El zafiro es un óxido de aluminio, su color es causado por mínimas impurezas de óxidos metálicos.
 
En el zafiro “azul”  su colorido es dado por ligeras trazas de óxido de hierro y óxido de titanio.  Al zafiro “amarillo” lo colorea el óxido de hierro.
 
El bello y raro “Padparadscha”, debe su color al óxido de cromo y al óxido de hierro.
 
Cristaliza en el sistema hexagonal, hábito bipiramidal. La dureza es de 9 en la escala de Mohs. El peso específico es 4. Posee brillo vítreo.
 
El Corindón se presenta en una extensa gama de colores exóticos, todos ellos reciben el nombre de “zafiro”, con excepción del corindón de color rojo medio al rojo púrpura de tono intenso, al cual se le denomina “rubí”.
 
Cuando se habla de corindones con colorido diferente al azul, se le acompaña del adjetivo del color, por ejemplo: zafiro amarillo; zafiro naranja, etc., dejándose la denominación de zafiro solo para la gema de color azul.
 
PRINCIPALES YACIMIENTOS:
 
Como en el rubí, los nombres del lugar de procedencia no solo denotan el origen sino que también indican la calidad de la gema, así cuando se habla de un rubí de “Birmania”, más que su lugar de origen , es la calidad óptima de la gema lo que se está definiendo. Igual ocurre con los zafiros, aunque los términos son más ambiguos, por ser más abundantes los depósitos. 
Los yacimientos más importantes son los de: Birmania (extintos casi desde los años 80);   Camboya; Tailandia; Ceilán; Cachemira; Tanzania, en la región de Tunduru;  Madagascar; Australia y  Montana (U.S.A).
Zafiro
 
Un nombre el cual quedó como leyenda, es el de los zafiros de Cachemira. 
 
Zafiros de Birmania: Con este nombre se describen gemas de gran calidad,  con un color azul intenso profundo ligeramente adormecido con un leve matiz violáceo.
 
Zafiros de Ceilán: Son de un color azul pálido, aunque también pueden tener un intenso azul como los de Birmania, pero por lo general, no exhiben el brillo sedoso que caracteriza a los de Birmania.
 
Zafiros de Cachemira:   Las gemas extraídas de estos yacimientos eran de óptima calidad, de un color azul intenso violáceo aterciopelado y no completamente  transparente.  Esta falta de transparencia  les daba una apariencia adormecida.  Aunque las minas de esta región tienen años fuera de producción, todavía hoy se le da ese nombre a toda gema con características de calidad similares.
 
Zafiros de Montana (USA):   Poseen un color azul pálido y un leve tinte metálico.
 
Zafiros de África:   Se presentan en colores pasteles 
 
Zafiros de Tanzania: Exhiben un color azul similar a los de Ceilán, con cristales diáfanos de buena “vida”
 
Zafiros de Australia:   Son de color azul casi negro y con un ligero tinte verdoso, son los menos apreciados.
 
Zafiros de Madagascar: Sus cristales se asemejan a los de Ceilán, pero con un color secundario un poco más violáceo.
 
ZAFIROS FANTASÍA:   
Los colores más comunes en los zafiros fantasía son: 
 
a) El amarillo cuya coloración oscila entre el amarillo intenso y los tonos amarillos tenues y los amarillo café. El más preciado es el amarillo intenso.
 
b) Zafiro naranja y zafiro naranja rojizo: Es considerado como una de las piedras preciosas más bellas, son muy raros, por lo tanto, su precio es muy elevado.  El color más cotizado es el del hermoso  “Padparadscha”, el cual es descrito  como de delicados tonos medio rosáceo naranja a naranja rosado
 
c) Zafiro verde: Tienen poca demanda.
 
d) Zafiro rosado: Son de tonos claros pero muy hermosos.
 
e) Zafiros incoloros
 
f) Zafiros color café: Cuando son transparentes son poco comunes, por lo general, son opacos. Cuando tienen suficiente seda (inclusiones en forma de agujas), se les talla en forma de cabuchones para producir el efecto de la estrella en la gema (asterismo).
 
ASTERISMO: 
 
El corindón, además de mostrarse en diferentes gamas de colores, también exhibe  el fenómeno óptico de “asterismo”, el cual consiste en la formación de una estrella en la superficie de la gema, cuando ha sido tallada en forma de cabuchón y se hace incidir sobre ella un rayo de luz.
 
En la talla Cabuchón, la parte superior de la gema es curva con cierta altura y la base puede ser plana. El asterismo es común, tanto en el zafiro, como en el rubí.
 
CALIDAD:
 
El precio de un zafiro, como el de todas las piedras preciosas, depende de su calidad (3 PC): pureza, proporciones de talla, peso y saturación de color (transparencia o brillo sedoso) 
 
El color más apreciado es el azul saturado con un mínimo de color violáceo. La presencia de tinte verdoso afecta negativamente el valor de esta gema. El tallador debe esforzarse para ocultar en la parte posterior de la gema este tinte.
 
De igual manera, el tinte grisáceo le da un aspecto opaco y frío, reduciendo la belleza de la gema.
 
INCLUSIONES DE LOS ZAFIROS:
 
La inclusiones de los zafiros al igual que en los rubíes son características, según su lugar de origen, por tanto, los zafiros de Birmania, presentan como inclusiones agujas de rutilo, los cuales se cortan en ángulos de 60° y 120°, octaedros de espinelas, cristales de circón, etc. 
 
Los zafiros de Cachemira muestran como inclusiones, tubos capilares rellenos de líquidos los cuales se cortan en ángulos de 60° y 120°. 
 
Los zafiros de Ceilán, presentan inclusiones conocidas con el nombre de “huellas dactilares”, las cuales son cavidades rellenas de gases y líquidos, que siguen una especie de patrón,  lo cual semejan auténticas huellas dactilares.
Otras inclusiones: la conocida seda, la cual consiste en cristales en forma de agujas aciculares, por lo general de rutilo. En ocasiones también presentan cristales de circón y espinela.
 
TALLA:
 
La talla de las gemas transparentes requiere de mucha destreza, el color suele estar distribuido en zonas o bandas (este es el caso de los zafiros de Ceilán), presentando algunas zonas totalmente incoloras, el tallista debe colocar el eje en el punto de mayor color de la gema, así por refracción de la luz, el color será distribuido por igual en toda la piedra.
 
Las gemas de poca transparencia y con inclusiones tipo “seda”, se les talla en forma de cabuchones, para destacar en ellas el fenómeno de “asterismo”.
 
IDENTIFICACIÓN:
 
La identificación de un zafiro natural, requiere de conocimientos y experiencia, por existir en el mercado desde comienzos del siglo XX, los zafiros sintéticos, fabricados por el hombre. La separación de estas gemas se hace a través de la observación de las inclusiones muy características, tanto en los zafiros naturales como en los sintéticos.
 
MÉTODOS DE FABRICACIÓN DE ZAFIROS SINTÉTICOS:
 
Los métodos para fabricar zafiros sintéticos son: 
 
1) El proceso de fuego-fusión:   Este método consiste en la fundición de una sustancia química o mezcla de ellas (usando el horno de Verneuil) y la cristalización de dicho material, al enfriarse. La sustancia utilizada es alúmina amorfa en polvo, óxido de hierro y óxido de titanio. Las gemas sintéticas elaboradas por este proceso se identifican observando sus inclusiones a través de un lente de aumento, lupa o microscopio. Dichas inclusiones suelen ser  bandas curvas acompañadas de burbujas gaseosas, esféricas o alargadas y líneas curvas de crecimiento.
 
Los zafiros estrellas sintéticos se reconocen porque la estrella no se desvanece como en los naturales, además la parte posterior del cabuchón presenta líneas curvas de crecimiento.
 
2) Método de difusión: Aquí se disuelve el material en una sustancia química fundida (se usa una especie de autoclave).
 
La Compañía  Chatan (USA),  fabrica rubíes sintéticos con este método,  hasta el año 1981 no había incorporado al mercado los zafiros sintéticos fabricados por dicho proceso.
 
Las inclusiones características de éstos son: plumas y velos curvos e  inclusiones  de platino.
 
ZAFIROS CÉLEBRES:
 
Para finalizar con el mundo apacible y exótico de los zafiros debemos mencionar los más célebres:
 
1) “Bello Cielo de Asia”:  Espléndido zafiro de 400 Cts., llevado de Ceilán a Inglaterra
2) “El Gigante Azul de Oriente”:   Zafiro de 500 Cts., pertenece a la Colección de la Joyería Makan y Makar, en Colombo, Ceilán.
 
El zafiro exhibido en 1862, en la Feria de Londres, de 260 Cts., tallado en forma curva y de espléndido color se le atribuía a Alejandro II.
 
El American Museum of Natural History of New York exhibe “La Estrella de la India”, zafiro estrella de 563 Cts.
 
El zafiro “Rockefeller”  de origen birmano  de  62,02 Cts., es considerado una de las más exuberantes gemas de estos tiempos, fue vendido por Christie’s en diciembre de 2001 en US$ 3,5 millones*.
 
Para culminar,  debemos  mencionar el zafiro Padparadscha “Morgan”*,  el cual se encuentra en el  American Museum of Natural History of New York*. 
 
 
(*) Tomado del Libro “Secrets of the Gem Trade.  Richard W. Wise. 2nd. Edition 2009
Clic para regresar.

Regresar