Joyas

 El cuidado de nuestras joyas y piedras preciosas  

El cuidado de nuestras joyas y piedras preciosas

Cómo cuidar de nuestras joyas y piedras preciosas:

Las piedras preciosas al igual que las joyas son raras y hermosas y tan valiosas como algunas de nuestras más valiosas posesiones lo pudieran ser y de igual manera nuestras joyas, siempre que le demos el cuido que ellas merecen y requieren, tal como lo hacemos con nuestras más valiosas posesiones.

Por lo tanto, debemos:

  1. Evitar el uso de joyas cuando se realicen actividades que puedan causarles daño, tales como: trabajos de limpieza o de jardinería; reparaciones de objetos del hogar; actividades deportivas, etc.

    En todas ellas, las gemas podrían rayarse, perderse y dolorosamente romperse, aun los diamantes. Algunas pueden volverse a tallar con la pérdida de peso que dicho proceso implica, aún los diamantes recuperando su belleza anterior.

  1. Guarde las joyas separadamente en materiales suaves, estuches o mantas con separaciones individuales, al colocarse juntas puede rayarse el metal de las piezas o las piedras preciosas entre ellas

  2. Revise las uñas de las joyas, para verificar si no es necesario cambiarlas o reasegurar el engaste para evitar se suelte la gema.

  3. Nunca coloque sus piezas de joyería cerca de: lavaplatos; lavamanos

  4. Evite cambios abruptos de temperatura vapor, recipientes calientes, hornos. Las gemas son cristales y pueden fracturarse o romperse

  5. No use los collares de perlas directamente sobre materiales directamente sobre la piel en lugares con temperaturas muy cálidas, el sudor las afecta

  6. No use lacas de cabello, cremas, perfumes, el uso de secadores de cabello cuando esté usando joyas con perlas, ellas deben colocarse cuando se haya concluido la aplicación todos los cosméticos de belleza

  7. Siempre que compre joyería o piedras preciosas sueltas pida el avalúo de ellas con la descripción de las

 

Cómo limpiar sus joyas:

  1. Use sólo soluciones muy suaves de jabón

  2. Nunca sumerja en estas soluciones: perlas; corales; lapislasuli; turquesas o esmeraldas

  3. Nunca use equipos de ultrasonido para limpiar joyas con piedras preciosas que muestren fracturas.

    Si son gemas libres de dichas fracturas se puede usar el ultrasonido, excepto para las joyas con esmeraldas

  1. Una vez sumergidas las joyas en la solución jabonosa, cepíllelas una a una suavemente y a continuación enjuáguelas con agua fría y finalmente séquelas con un paño libre de pelusas; si después de este proceso continúan sucias, lleve las piezas al joyero de confianza, a fin de que les realice una limpieza profesional

Recuerde, si trata sus joyas como ellas merecen, le durarán para siempre.


 

Clic para regresar.

Regresar